Razón

4

Cocina de clase mundial

Tan antigua como Nuestra Historia

Lo tradicional sigue presente, como tiene que ser, pero la inventiva de nuestros cocineros siempre ha ido más allá y gracias a ella, las propuestas de fusión no dejan de aparecer y deleitar. En el Perú, la culinaria sí merece ser considerada un arte, porque quienes se encargan de hacerla brillar son verdaderos artistas. Como prueba de ello, la gastronomía peruana ha sido declarada Patrimonio Cultural de las Américas por la Organización de Estados Americanos, OEA, y tres restaurantes peruanos se encuentran en la selecta lista de los 50 mejores del mundo.

Naturalmente sana

Otra gran ventaja: los peruanos estamos acostumbrados a lo fresco y natural. Por tanto, podemos conseguir todo lo que necesitamos, prepararlo y consumirlo el mismo día que fue cosechado, beneficiado o pescado. Gracias al auge de la alimentación sana y de la importancia que tiene ahora mantenerse en forma, se ha convertido en nuestra principal arma de seducción.

Además, podemos afirmar que lideramos la producción de diversos alimentos orgánicos y los reconocimientos internacionales que nos han sido concedidos así lo prueban. A esto tenemos que sumar la preocupación de nuestros chefs por realizar sus compras bajo las premisas del comercio justo, lo que significa que la cadena gastronómica peruana le otorga especial relevancia a su eslabón inicial: el productor.

Nobleza obliga

Ese es el pisco, el licor peruano por excelencia y el ingrediente básico para el Pisco Sour. Con más de 450 años de vida, el pisco conserva su principal atributo: sigue utilizando la uva como único ingrediente. No se utiliza ningún otro ingrediente ni aditivo y en eso la normatividad es estricta, así como en el origen de su producción, pues la denominación solo está admitida para determinados valles de la costa peruana.